Me ahogo en vasos de agua,
me pierdo si me encuentran,
me hallo buscándome,
me callo cuando gritan,
me sonrío si me sonríes,
me entristezco si de todo ríes,
me asqueo si nada te asquea,
me tiento aunque no me tientas,
me veo contigo, aunque no estés.
La poética del martillo